La manipulación de Telemadrid

Telemadrid se ha convertido, con el paso del tiempo, en un medio de comunicación manipulado como ningún otro lo ha estado en España desde que vivimos en un régimen de libertades. Escribo estas reflexiones después de que esta cadena retransmitiera en directo, hace unos días, una manifestación más de las convocadas por la A.V.T .

El gobierno de Esperanza Aguirre tiene tres ejes fundamentales: urbanismo salvaje que sólo beneficia a unos pocos y que ha producido una especulación y encarecimiento del precio de la vivienda hasta límites intolerables (que sólo la acción del Gobierno de España va a paliar); privatización de la prestación de servicios públicos (el caso más relevante es el modelo de gestión sanitario con el resultado conocido de aumento en la listas de espera, pérdida de calidad asistencial y de derechos de los trabajadores) y, por último, la manipulación grosera de Telemadrid, con desprecio total a los valores democráticos más básicos, convirtiendo los servicios informativos de esta deficitaria y carísima cadena en una antología de la mentira, la manipulación y el autobombo.

Los servicios informativos de Telemadrid son tan derechistas como la COPE y tan mentirosos como algún periódico que les es afín , pero eso sí, cuando hablan de nuestra Presidenta, siempre aparece como una campeona de la pluralidad, la democracia, la eficacia, la buena gestión y el buen hacer (todo lo contrario de lo que realmente es).

Incluso la estética es de lo más rancio: si emitieran en blanco y negro los presentadores de los servicios informativos parecerían sacados del NODO y se podría esperar que en cualquier momento alguien dijera eso de “Franco Ha Muerto”.

Otra perla de esta cadena son los debates que presenta Buruaga, donde Rosa Díez encuentra el eco que las urnas no le van a dar y donde el número de periodistas extremistas de derechas resulta apabullante (aunque menos mal que María Antonia Iglesias, brillante como pocos, suele tener para todos). En todo caso, estos debates están siempre dirigidos a temas que se determinan en función de la agenda de oposición del Partido Popular, así, cuando les interesa hablan de ETA, cuando quieren, de la reforma de los Estatutos, etc…. Pero siempre dirigidos desde un tono tremendista que parece que mundo se esté acabando y que España vaya a empezar a arder en cualquier momento por los cuatro costados. Son debates pensados para hacer de altavoces de la estrategia nacional del PP.

Pero el colmo de los colmos son las retransmisiones que hace de las manifestaciones que se celebran en Madrid, las cuales son emitidas de manera selectiva con la finalidad de beneficiar al Partido Popular.

Telemadrid nos ha obsequiado con la retransmisión de las 7 manifestaciones que la A.V.T. ha convocado contra la política antiterrorista del gobierno. Los socialistas tenemos el mayor respeto y comprensión por las víctimas del terrorismo y la acción del Gobierno de España ha sido apoyarlas como jamás ningún otro lo ha hecho en democracia; sin embargo, a los ojos de Telemadrid, el único representante de las víctimas es el Sr. Alcaraz, que como víctima debe recibir todo nuestro afecto pero que es un extremista de derechas que se ha convertido en un vocero de los intereses electorales del PP, manipulando y mintiendo Una cosa no quita la otra.

Alcaraz y el PP saben que es mentira que el Gobierno haya negociado de cuestiones políticas con ETA, que es mentira que el Gobierno haya acordado con ETA la ruptura del orden constitucional, que es mentira que se haya claudicado, que es mentira que la banda esté más fuerte. Si en algo la oposición del Partido Popular ha sido miserable y vil ha sido en esta materia y el Sr. Alcaraz y Telemadrid se han convertido en portavoces interesados de todas esas falsedades que han sido difundidas siguiendo las órdenes de Génova.

Mi indignación es máxima cuando comparas estas retransmisiones con las clamorosas omisiones que esta misma cadena tiene el día del Orgullo GLTB. Las manifestaciones GLTB, llenas de un espíritu festivo, son marchas reivindicativas también, donde se solicitan avances sociales y son tan respetables como las que convoca la AVT, con la diferencia que Telemadrid a unas les da cobertura de máximo evento, retransmitiéndolas en directo y a las otras las ignora, más allá de sacar alguna carroza con gente en paños menores durante algunos segundos.

Las cabeceras de las marchas GLTB son del máximo nivel (líderes de primer orden de nuestro partido, de otros partidos de izquierda, de sindicatos, de organizaciones sociales…..), y en cuanto a número de asistentes es posiblemente la mayor manifestación que se registra en Madrid anualmente, salvo algunas excepciones, por lo que el hecho de que no sean retransmitidas sólo obedece a la manipulación a la que está sometida Telemadrid y al deseo de la derecha de volver a hacernos invisibles, que no salgamos a la calle y que permanezcamos en el armario bajo siete u ocho llaves.

Una última comparación: el año que se aprobó la reforma del Código Civil que ha permitido el matrimonio de las personas del mismo sexo (nuestro mayor anhelo gracias al cual nos sentimos ciudadanos de primera en nuestro país y que hace que nos sintamos orgullosos del mismo), Telemadrid nos obsequió con la retransmisión de la repugnante manifestación en la que tuvimos el “placer” de ver a lo más rancio, retrógrado y fascista de la Conferencia Episcopal (dicha la palabra fascista como definición política, no como insulto) que salía a la calle contra nuestros derechos. Esos señores son los mismos que nunca se han manifestado para protestar contra el hambre y que tampoco salieron para condenar la Guerra de Irak pero que de manera miserable e indigna del mensaje que dicen predicar si que salieron en tropel para insultarnos y vejarnos.

Esa manifestación de infausto recuerdo (creo que la convocó el Foro de la Familia, organización que desde mi punto de vista y por incitar al odio debería ser ilegal como los partidos de índole nazi) gozó de la mayor cobertura posible y el Canal de Isabel II (dependiente de Doña Esperanza Aguirre) repartió agüita no fuera a ser que alguno de los asistentes, pertenecientes al clero o a familias bien pensantes, sufriera algún síncope por el calor.

A la semana siguiente, se produjo la manifestación del Orgullo GLTB, ignorada y ninguneada por esa cadena y en la que nadie dio agua gratis, salvo los bomberos con las mangueras.

La manipulación que hace la derecha de los medios de comunicación cuando está en el poder es más que eso: en relación a los gays, lesbianas y transexuales es la plasmación de lo que quieren de nosotros, invisibilidad, armario y discriminación.

Ante estas discriminaciones sólo quedan los tribunales: hay que exigir judicialmente que Telemadrid dé la misma cobertura a la manifestación anual GLTB que a otras que se registran en capital de nuestra Comunidad. Tal vez como grupo podamos reflexionar sobre esta cuestión y solicitar a las asociaciones GLTB y a nuestro propio partido entablar acciones judiciales a este respecto llegado el momento.

Y por último: NI UN VOTO DE GAYS, LESBIANAS, TRANSEXUALES Y BISEXUALES A LA DERECHA QUE NOS DISCRIMINA CADA VEZ QUE TIENE OPORTUNIDAD Y CON TODOS LOS MEDIOS A SU ALCANCE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s