¿Qué le ha pasado al militar Octavio Romero?

El cuerpo del prefecto Octavio Romero, que estaba perdido desde el pasado sábado, fue encontrado en las aguas del Río de la Plata, informó Diario Crónica en su edición digital. Ahora se está tratando de esclarecer el motivo de su muerte. La Policía informó que el cuerpo fue encontrado en la costa del río a la altura de la calle San Martín.

Octavio Romero tiene 33 años, es suboficial 1° de la Prefectura Naval, y nadie sabía nada de él desde el sábado a las 20:20 horas. Lo más curioso de todo es que dejó su departamento -ubicado en la zona de Córdoba y San Martín, Capital- con las luces y la TV prendidas, como si hubiera ido hasta el kiosko.

Pero nunca regresó ni apareció en ese cumpleaños en Parque Centenario al que debía llevar la bebida. Su paradero es un misterio y sus amigos armaron un grupo en la red social Facebook llamado ‘Buscamos a Octavio Romero’ para colaborar con la búsqueda, aunque ya actúa la Fiscalía de Instrucción N° 40 y lo busca la Superintendencia de Investigaciones de la Federal.

Lo último que se conoce de Octavio es que estaba a minutos de irse a un cumpleaños y era el encargado de llevar las bebidas. Antes de salir, habló con su amiga Mariela Lucero, le avisó de que ya se ponía en camino y se cruzó con Gabriel Gersbach, su pareja y con quien iba a contraer matrimonio tras 12 años juntos en diciembre tras el aval de la Prefectura, antes de que éste saliera a manejar su taxi.

“La Policía hizo un allanamiento en su casa para analizar sus pertenencias, huellas y demás cosas… El último contacto conmigo fue el sábado. Me llamó y, como yo estaba retrasada, me dijo que él se iba antes. Cuando llegué a la cena, alrededor de las 23, él no estaba. Lo llamamos al celu, y nada; a la casa, y nada…”; relata Mariela a Clarin.com, y sigue: “Media hora más tarde, y bastante preocupada, me comuniqué con Gaby, su pareja, y me dijo que la última vez que lo había visto él estaba ya vestido, que en una bolsa cargaba con botellas y que hasta le preguntó: ‘¿Querés que te lleve?’”.

Según allegados, lo curioso de todo esto es que Gabriel volvió al departamento cuando se enteró de que Octavio no aparecía, entró y -relata Mariela- “encontró las botellas en la heladera. Algo desvió su rumbo. Las luces estaban prendidas y la tele andando… Como si se hubiera ido un toque. El saco de vestir rojo lo había dejado en el sillón, el morral también… Salió con llave y el celu, nada más”.

Los amigos y familiares de Octavio están desesperados. No hay un sólo dato de su paradero. “Yo descarto que se haya ido. Estaba bien anímicamente, alegre, el domingo a la tarde nos íbamos a juntar a tomar el té; con su pareja iba todo súper y hasta le habían dado permiso para casarse…”.
Las especulaciones son miles, pero lo cierto es que nadie sabe nada de Octavio desde ese sábado a la noche. Hasta su mamá, Antonia, viajó junto a una de sus hijas desde Curuzú Cuatiá -Corrientes-, su pueblo natal.

Por eso, piden que ante cualquier información se comuniquen con Red Solidaria (4795-7330) o a los celulares: 155-4742884 y 156-588-8102.

El Mundo 17/06/2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s